• White Facebook Icon

Whatsapp:

686 87 91 51

© 2016 por La Mujer en Escena. Proudly created with Wix.com

 

El Parlamento de las Mujeres Bolivia


BOLIVIA EN EMERGENCIA:

EL PARLAMENTO DE LAS MUJERES


Abya Yala es el nombre originario del continente al que hoy se conoce como América. Literalmente significa en idioma colono “tierra en plena madurez o tierra de sangre vita.” Las Mujeres en Lucha de este territorio pertenecen a más de 600 pueblos y se declaran Feministas de Abya Yala. No se coordinan ni están federadas, tampoco son una red. Practican la lucha en el lugar que habitan y arrojan puentes con otras mujeres feminista de Abya Ayala.


Si algo han caracterizado los medios de comunicación estos días en la lucha indigenista de Bolivia, ha sido el enorme protagonismo de las mujeres. Puede que un poco sea producto de la 4ª Ola y que el periodismo internacional se haga eco de la presencia de las mujeres en lucha, comentando tal presencia como algo sorprendente y maravilloso. Si algo no se debe descartar como extraordinario en ninguna revolución o alzamiento popular, es justamente la presencia de las mujeres: “El Levantamiento de las Mujeres”2018 India; “Unidades Femeninas de Protección” (YPJ) 2012 Mujeres de Kurdistán; “La Revolución de las Mujeres” 2012 Primavera Árabe; “Las Marianas” Mujeres revolucionarias de Cuba 1959; “Mujeres Libre”Revolución Española 1936; “Las petroleuses” Batallón de Mujeres de la Comuna de París 1871; por poner no pocos ejemplos y que abarcan casi dos siglos. Sí, las mujeres hemos pertenecido a la lucha de los pueblos en toda ocasión, no es lo mismo una guerra hegemónica militar puramente masculina con intereses específicos de poder, que un alzamiento popular y revolucionario, característica propia de los pueblos. Que las mujeres de Bolivia se levanten y manifiesten no es ni espectacular ni increíble, es de lógica aplastante.


Mujeres Creando es un colectivo político y social referente en Bolivia que llevan casi 30 años de activismo. “El movimiento se caracteriza por haber construido relaciones insospechadas e insólitas entre diferentes, y haber generado así un amplio tejido de solidaridades, de identidades y de compromisos. (…) Su apuesta es construir un sujeto social desde las mujeres que interpele al poder en todos y desde todos los ámbitos.”[1]

En 1997, una huelga de hambre instalada por el movimiento feminista fue decisiva para la liberación de la mexicana Raquel Gutiérrez, encarcelada sin sentencia durante cinco años por alzamiento armado, una de las activistas más comprometidas y aguerridas de Bolivia y que a día de hoy sigue instalada en el territorio boliviano y ha mantenido plena participación.


En 2003 formaron parte esencial de la Guerra del Gas[2]y contra el mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada al que el pueblo consiguió echar: “Queremos todo el paraíso, no el 30% del infierno neoliberal”


Desde sus inicios llevan una lucha incansable donde han abierto espacio para mujeres con asesoría legal, cuidados médicos y espacios de peques “Mi mamá Trabaja”, tejen comunidad, hacen agitación callejera y tienen su propia radio: “Radio Deseo, la única radio feminista de Bolivia.[3]

Tanto María Galindo de Mujeres Creando, como Raquel Gutiérrez feminista de Abya Yala, como Adriana Guzmán de feminismo comunitario, saben que las mujeres bolivianas tienen un papel central en esta lucha. Que son ellas con su feminismo, un feminismo “decolonial”[4] las que han de intervenir y mediar en este que ha sido, ya para muchas, un doble golpe, el de la tiranía de Evo y el de la oligarquía fascista terrateniente cruceña.


Por eso Mujeres Creando convocaron el pasado 12 de noviembre y el 19 del mismo mes con la idea de continuar, el primer Parlamento de Mujeres, aquello de lo que Aristófanes una vez pudo burlar, hoy es una realidad política urgente en Bolivia.

A la primera convocatoria las mujeres asistieron en masa saltándose el toque de queda con un marco significativo que María Galindo hizo explícito: “Hacer hoy esto en Bolivia, mientras circula un pacto policíaco y militar, es un acto profundamente subversivo.” (La segunda convocatoria cambió el horario por seguridad de todas.) “La idea es generar una voz colectiva de mujeres, sin que estemos de acuerdo ni que generemos representación alguna”.

Lo que siguió es una invitación a hablar en voz alta, en intervenciones de no más de tres minutos y para responder a una pregunta: ¿qué es la democracia? Más de 40 voces subieron al escenario del cine 6 de agosto[5].

La idea de un parlamento de mujeres pretende extenderse por todo el territorio boliviano con la intención de generar una estrategia y prepararse para un devenir que ya de por sí es trágico:

“Tenemos miedo, claro que sí. Las mujeres conocemos el miedo y gracias a la capacidad de tener miedo pensamos las cosas muchas veces. Hoy como un acto de desobediencia y rebeldía hemos pensado mucho juntas, ante el cielo lleno de aviones, las calles militarizadas y el país a punto de convertirse en una dictadura fascista y racista[6]


  1. [1] http://www.mujerescreando.org/index.php/22-quienes-somos [2] https://www.rebelion.org/hemeroteca/bolivia/030926ramos.htm [3] http://radiodeseo.com/ [4]Decolonial es un concepto que sale de la academia y que no todas las mujeres del sur global lo comparten. [5] http://zur.org.uy/content/parlamento-de-las-mujeres-en-bolivia-un-encuentro-para-pensar-sin-miedo [6] María Galindo de Mujeres Creando palabras de cierre de la primera sesión el 12 de noviembre